Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos  

Filosofía del Colegio Marista

 

En el Colegio Marista educamos a la manera de María siguiendo el ejemplo de san Marcelino Champagnat.

 

Los profesores, padres y personal no docente formamos una comunidad educativa en misión compartida.  Buscamos un modelo de relación que refleje el evangelio y nuestros ideales maristas.

 

Hacemos nuestro el pensamiento de San Marcelino: para educar bien a los niños hay que amarlos y amarlos a todos por igual.

 

Asumimos nuestro estilo propio de educar: presencia, sencillez, espíritu de familia, amor al trabajo e imitación de María.

 

Principios educativos

 

A. PROYECTO EDUCATIVO

Hacemos del Colegio Marista es un lugar de aprendizaje, de vida y de evangelización.

Actuamos iluminados por la fe cristiana.

Preparamos a nuestros alumnos para que desarrollen y logren sus aspiraciones vocacionales.

Brindamos atención personalizada y de orientación a los alumnos, de manera particular a los que tienen necesidades especiales; sin perder de vista que somos un colegio de corriente regular.

Evangelizamos a través de la educación.

Ayudamos a nuestros alumnos a armonizar fe, cultura y vida buscando maneras explícitas de alimentar su fe personal y su compromiso social.

Formamos líderes para el desarrollo de personas integradas en el mundo profesional y también en lo pastoral; solidarias con el prójimo para que construyan una sociedad justa y democrática.

Integramos a los exalumnos en las tareas pastorales y sociales y les invitamos a reflejar en sus vidas

personales y en sus puestos de trabajo la formación que han recibido.

Promovemos que nuestros directivos sean personas con visión y que den testimonio de los valores

maristas.

 

B. ESTILO PARTICULAR

Educamos a la manera de María siguiendo el ejemplo de san Marcelino Champagnat.

Profesores, padres y personal no docente formamos una comunidad educativa en misión compartida.

Buscamos un modelo de relación que refleje el evangelio y nuestros ideales maristas.

Hacemos nuestro el pensamiento de S. Marcelino: para educar bien a los niños hay que amarlos a todos por igual.

Asumimos nuestro estilo propio de educar: presencia, sencillez, espíritu de familia, amor al trabajo e imitación de las virtudes de María.

 

C. PENSAMIENTO PEDAGÓGICO

Somos conscientes que nuestros alumnos son el centro de interés, nuestra razón de ser.

Reconocemos que nuestros alumnos no son iguales; en nuestras planificaciones educativas tenemos

en cuenta sus necesidades especiales.

Enriquecemos nuestra educación de excelencia a través de la integración de la tecnología y la investigación en el currículo.

Educamos de manera integral a través de un proceso de enseñanza - aprendizaje activo, en el que se ofrece variedad de estrategias educativas en las que se integran los diferentes estilos de aprendizaje

 

D. CURRÍCULO

Logramos la excelencia académica ayudando a nuestros alumnos a adquirir conocimientos, a desarrollar capacidades y a crecer en valores; armonizando fe, cultura y vida.

Incluimos en el currículo el estudio del medio ambiente, el uso responsable y sostenido de la naturaleza, los medios modernos de comunicación social y los adelantos tecnológicos.

Ofrecemos una formación moral y espiritual respetando siempre la libertad de cada alumno.

Educamos teniendo en cuenta estrategias apropiadas de intervención considerando las necesidades educativas especiales y situaciones de riesgo.

La armonía entre los seres humanos y la naturaleza requiere de un uso responsable y sostenible de los bienes de la Creación.

Promovemos la valorización de la cultura puertorriqueña como instrumento para lograr un individuo seguro en su identidad y en su responsabilidad social.

 

E. DISCIPLINA ASERTIVA

Respetamos la dignidad de la persona en la corrección de nuestros alumnos y recurrimos a su sentido de responsabilidad personal y colectiva.

Reflejamos en las normas escolares nuestro compromiso de propiciar un clima animado por el espíritu evangélico de libertad y caridad.

Creamos un ambiente de serenidad y orden en el que los alumnos puedan estudiar y aprender y en donde se pueda prevenir problemas antes de que ocurran.

 

F. DIMENSIÓN PASTORAL

Ofrecemos una educación religiosa comprensiva, sistemática y acorde con las directrices de la Iglesia; prestamos atención al ambiente religioso del Colegio.

Celebramos la fe con los padres, profesores y alumnos, en momentos especiales del año.

Brindamos a los jóvenes que desean profundizar en su formación la oportunidad de participar de movimientos apostólicos.

Integramos nuestro Colegio en el plan pastoral de la Iglesia Local.

Promovemos estructuras de animación pastoral y compartimos la responsabilidad de desarrollar una vida de fe en nuestros estudiantes.

Educamos en la sensibilidad, la solidaridad y otras virtudes cristianas; promovemos la aceptación y el respeto mutuo.

Promovemos la formación del profesorado para que tenga una visión integral de la educación con la debida preparación para la catequesis y la enseñanza de la religión.

Comprometemos a nuestros alumnos en actividades solidarias, para que tengan contacto con los necesitados.