Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos instagram

¡Hasta pronto h. Balbino!

Comunicaciones Colegio Marista de Guaynabo

 

 

El hermano Balbino Juárez llegó al colegio Marista de Guaynabo seis años atrás. Antes de su salida a nuevas funciones en al Colegio Marista, Liceo de Guatemala, nos sentamos a dialogar con él aquí y resumimos para toda nuestra comunidad educativa y familia Marista nuestra emotiva entrevista. Gracias hermano Balbino por su tiempo y cariño.

 

Hermano Balbino, ¿qué se lleva de su experiencia en Puerto Rico?h.Balbino

-“Me llevo la calidez del trato de la gente, la intensidad con que viven y el profesionalismo del personal y equipo con el que compartí. De los padres de familia, la pasión de involucrarse en todas las actividades del colegio. De los estudiantes, siempre admiré el deseo de dar lo que mejor pudieran. De los exalumnos, el cariño y el orgullo que llevan de la educación que se les dio, que hace que hoy día sigan activos en nuestro colegio. De mi comunidad de hermanos, el apoyo a la gestión y a las actividades del colegio. La mayoría de mis hermanos de comunidad están jubilados, pero no se desvinculan, siempre están pendientes con apertura y el deseo de integrarse.”

 

Hermano, ¿algún aprendizaje?

-“Creo que aprendí a ser mejor persona. El contacto con la comunidad me ayudó a tener empatía, aprender a escuchar, a ser más tolerante y solidario. Las diversas situaciones me permitieron desarrollarme como profesional y como Presidente. En mi ánimo siempre estuvo dar lo mejor que podía en todo. Gracias al equipo de trabajo con el que colaboré me siento contento de todo lo que se ha hecho.”

 

¿Algún consejo al nuevo Presidente, hermano Carlos Vélez?

-“Un consejo para el hermano Carlos sería que se disfrute la experiencia tanto como yo la he disfrutado acogiendo con alegría tanto lo fácil como lo difícil y saber que vale la pena el trabajo. La niñez, la juventud que tenemos es muy valiosa y merece una educación y una evangelización de calidad. Y yo estoy seguro que Carlos es muy capaz de lograr grandes cosas”.

 

Para usted, ¿ser Maristas de Champagnat es?

-“Ser Maristas de Champagnat es un estilo de vida marcado por el caminar junto a otros siguiendo a Jesús con las características de María.”-

 

Hermano, ¿a usted, “le encanta ser Marista”?

-Sonríe, y añade: “Me encanta ser Marista es una frase que comenzó en nuestra comunidad para la celebración de los 50 años del colegio de Guaynabo que se ha quedado muy fuerte en todo lo que hacemos. Me encanta ser Marista es; me encantan los retos, me siento a gusto con lo que hago”. Y yo me siento así.

 

Por último, ¿algunas palabras de despedida?

-“Quisiera agradecer a todas las personas con las que he compartido en estos años. Como decía Pedro Casaldáliga, “me llevo el corazón lleno de nombres” y en donde esté, seré un boricua de corazón porque así me siento.”